El valor de la diferencia I. Biodiversidad

 

(Conferencia impartida en Caleruega, Burgos, en el XLV Encuentro de la Familia Dominicana)

Hoy en día la humanidad comparte un mismo espacio simbólico virtual gracias a las tecnologías de la comunicación, internet, y al desarrollo de los medios de transporte. Sin embargo, al mismo tiempo, sigue conservando las características específicas de cada grupo cultural: creencias, valores, significados, etc. Es más, incluso podríamos decir que existe una búsqueda de las identidades primitivas como mecanismo de defensa ante la globalización. Este fenómeno tan complejo supone un gran reto.

Podríamos recordar la publicación de las viñetas sobre Mahoma por la revista francesa Charlie Hebdo, la difusión de las mismas por la red, el escándalo que provocó en la comunidad islámica y el trágico asesinato de varios de sus componentes tiempo después. Hace décadas esas viñetas no hubieran salido de un entorno cultural homogéneo, donde se crearon, y no hubieran generado un conflicto de valores, o no tan grave, entre libertad de expresión y las creencias religiosas de una parte del planeta. Por lo tanto, las preguntas sobrecómo afrontar los retos de la diversidad,  cuáles son los valores de la diversidad o sobre dónde podemos encontrar la diversidad en nuestras comunidades son actuales y necesarias.

En mi opinión existen tres planos dentro de los cuales podemos hablar del valor de la diferencia. El primero, el biológico, el segundo, el plano socio-cultural y el tercero, el psicológico. Sin lugar a dudas, el plano cultural es el primero que consideramos relevante al analizar los retos sociales a los cuáles nos estamos enfrentando. Pero explorar el significado de la diferencia, por ejemplo, en el plano biológico nos va ayudar a pensar con más claridad en los problemas que nos preocupan. Por lo tanto he dividido este artículo en tres apartados: Biodiversidad, diversidad cultural y diversidad psicológica.

Biodiversidad

Compartimos la misma base biológica con otras formas de vida, por lo tanto el primer plano en el que podemos hablar de diversidad es el plano biológico. ¿Cómo podemos definir la biodiversidad? De forma sencilla como la variedad de todos los seres vivos, incluyendo toda la variedad genética y de especies, y sus interacciones entre éstos y el ambiente. Los científicos han llegado a varías conclusiones sobre la biodiversidad en las últimas décadas a partir de sus investigaciones que nos pueden ser de mucha ayuda en nuestra reflexión sobre el valor de la diferencia.

nicanor

Complejidad. La realidad es compleja y hay que pensarla de forma compleja. Las relaciones de causalidad no son lineales, sino circulares. En muchas ocasiones las causas se confunden con los efectos, o diferentes causas pueden derivar en el mismo efecto, lo que se denomina en teoría de sistemas equipotencialidad. Algunos conceptos como el de “sistema” o el de “retroalimentación” son esenciales si queremos entender cómo funciona la naturaleza.

La metáfora de la máquina fue la más importante para entender la naturaleza desde Descartes, e incluso ahora sigue viva gracias a su metáfora hermana, la computadora. En la visión de la naturaleza como máquina, las relaciones entre los distintos elementos se entienden como engranajes y correas de transmisión de forma mecánica. Nada que ver con la visión del ser humano o la naturaleza como un organismo. En definitiva, la naturaleza y los seres que la pueblan no son máquinas, sino que son “organismos” que funcionan de forma “sistémica”.

Funcionalidad. Cada especie, cada ecosistema tiene su función. Todos somos parte de un mismo sistema, de un mismo cuerpo. La carta a los Corintios 12, 19-26 ofrece una visión orgánica casi perfecta de la iglesia que puede extenderse a la naturaleza.

“Y si todos fueran un solo miembro, ¿qué sería del cuerpo? Sin embargo, hay muchos miembros, pero un solo cuerpo. Y el ojo no puede decir a la mano: No te necesito; ni tampoco la cabeza a los pies: No os necesito. Por el contrario, la verdad es que los miembros del cuerpo que parecen ser los más débiles, son los más necesarios…”

Sostenibilidad. Cuando más rico es un ecosistema, más biodiversidad disfruta, más sostenible es y más capacidad de adaptación tiene. Numerosas investigaciones han mostrado que son los ecosistemas más pobres con menos diversidad aquellos menos sostenibles, los más vulnerables. Ésta es una ley de la biología: Si reducimos la diversidad, nuestro ecosistema se hace más vulnerable, con menos capacidad para lograr un equilibrio dinámico, el cual, esto es importante, no elimina el conflicto ni el cambio, pero permite la sostenibilidad del ecosistema. Por ejemplo, el ecosistema polar es uno de los que disfruta de menor biodiversidad y es el más vulnerable estando incluso algunas especies, como el oso polar, en peligro de extinción.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s