Adictos al porno

La Real Academia de la lengua define la pornografía como la “presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación”. La pornografía implica la ausencia de distancia, la muestra de procesos corporales de carácter íntimo de forma pública. La pornografía desvela nuestros cuerpos, y los cambios en ellos acontecidos durante la práctica del sexo, en primer plano y a un nivel, podríamos decir, casi microscópico. Evidentemente, la producción y comercialización de la pornografía tiene, entre otros, motivos mercantiles. En definitiva, es un gran negocio.
Sigue leyendo

Los cruzados arrojaban cabezas dentro de las ciudades, hoy las catapultas no son necesarias (primera parte)

Cuentan las crónicas que los cruzados dirigidos por Godofredo de Bouillon en el asedio de Jerusalén catapultaron cabezas de musulmanes capturados dentro de la ciudad para aterrorizar y debilitar la moral de los defensores. Hoy en día se siguen catapultando cabezas, sólo que no son necesarias catapultas. Hay métodos muchos más eficaces para extender el terror: Youtube y la falta de auto-control de los mass media. Los yihadistas lo saben y son expertos.
Sigue leyendo