El sadismo y el masoquismo como forma de olvido de sí mismo

 

Te levantas una mañana, respiras y te sientes vivo, consciente de ti mismo y del mundo de posibilidades que se abre ante ti. Pero lo que acompaña a esa sensación no es un sentimiento de bienestar, sino todo lo contrario: una sorda y difusa angustia, una especie de tedio, soledad y cansancio.
Sigue leyendo

Anuncios

Adictos al porno

La Real Academia de la lengua define la pornografía como la “presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación”. La pornografía implica la ausencia de distancia, la muestra de procesos corporales de carácter íntimo de forma pública. La pornografía desvela nuestros cuerpos, y los cambios en ellos acontecidos durante la práctica del sexo, en primer plano y a un nivel, podríamos decir, casi microscópico. Evidentemente, la producción y comercialización de la pornografía tiene, entre otros, motivos mercantiles. En definitiva, es un gran negocio.
Sigue leyendo

La fe no es solo para personas religiosas: Todo somos creyentes

La Semana Santa es una época muy apropiada para hablar de la Fe. Pero no voy a hablar de la Fe en ningún Dios, sino de una serie de creencias que hacen posible que vivamos en sociedad y que podamos confiar en nuestros semejantes. Estas creencias, en gran parte culturales, y más o menos arraigadas en cualquier persona con un mínimo de salud mental son la piedra angular de nuestra estabilidad psicológica. Pueden variar de una persona a otra, pero en general implican la certeza emocional y cognitiva de que el universo tiene un orden, nuestros semejantes (las personas más próximas con las que vivimos) no nos van a hacer daño y que el mundo es mínimamente predecible de forma que no es gobernado por el azar.

Sigue leyendo